j u a n s t a m @ g m a i l . c o m           
  Buscar  
 sábado, 23 de enero de 2021 ..:: Blogs ::..    Iniciar   

*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema.

 El Dios que tiene cumpleaños Minimizar
Ubicación: BlogsBlogs de Juan Stam    
Publicado por: juanstam 22/12/2014

 

El Dios que tiene cumpleaños

 

   Nuestra palabra "Navidad" comenzó como una pronunciación popular del latín Nativitas Dei, el nacimiento de Dios. Antiguamente también, en ciertas épocas de la Edad Media, una de las maneras de señalar las fechas era "en el año tal después del nacimiento de Dios". Con esa terminología clásica, en estos días estaríamos terminando "el año 2005 después del nacimiento de Dios".

 

   Por eso, es muy significativa la palabra "Navidad". Cuando la pronunciamos, en efecto estamos reconociendo que el que nació en Belén es Dios.  Por eso también, aunque hoy nos pueda extrañar, la iglesia antigua insistía en que María era "Madre de Dios", porque el niño que nació de su vientre era divino, era Dios el Hijo. Por supuesto, eso no significaba que María era madre de Dios Padre o de la trinidad como tal. Creer eso sería el colmo de la herejía.

 

   Pero en todo eso, y en la Navidad misma, hay un problema muy difícil de explicar: si Dios es eterno e inmutable, y por eso no puede cambiar, ¿cómo pudo Dios nacer? ¿No significa eso necesariamente un cambio en Dios mismo?  Ahí está el escándalo de la Navidad, al decir que Dios nació y tiene cumpleaños.

 

   La filosofía en general, y también la mayor parte de la tradición teológica cristiana, han dado una importancia central a la inmutabilidad de Dios como esencial a su ser divino. Dios es Dios por los atributos divinos que tiene: es eterno, infinito, omnipotente, omnisciente, omnopresente e inmutable. Entonces, un Dios que cambiara no sería Dios. Sin embargo, bíblicamente la cosa no es tan sencilla. Cuando las escrituras dicen que Dios no cambia, no se refiere a un concepto abstracto y estático de un Dios que ni puede actuar ni sentir, sino a la fidelidad y constancia de Dios.

 

   Dios es Señor de sus propios atributos. Es errado pensar que Dios es Dios porque es omnipresente o porque es omnipotente y demás atributos; al contrario, Dios es omnipresente y es omnipotente porque es Dios, pero en dado caso no deja de ser Dios si voluntariamente sacrifica ciertas prerrogativas de su deidad. Es obvio que Jesucristo en la tierra no era omnipresente (estaba en un solo lugar a la vez) ni era omnipotente (se cansaba), pero no por eso dejaba de ser Dios. Era el mismo Dios que siempre había sido, pero ahora en otra condición.

 

   Ese mismo escándalo de la Navidad lo encontramos en el conocido texto de Juan 1:14: "y el Verbo fue hecho carne", o sea, nació como todos los demás seres humanos de carne y hueso. Realmente sorprende y conmueve pensar en el eterno Hijo de Dios convertido en un feto prenatal y pasando sus nueve meses dentro del vientre de su madre. Y debemos recordar que en el Nuevo Testamento, el término "carne" no es lo más bonito; es más bien problemático porque implica nuestra debilidad ante la tentación del pecado. El Verbo no fue hecho solamente "cuerpo" o "persona" u "hombre"; el Verbo fue hecho "carne", igual que nosotros.

 

   El escándalo y el misterio de la Navidad está presente en el verbo "fue hecho", un verbo de devenir y de cambio. El Dios de la filosofía y de la teología abstracta no debe "hacerse" nada. Es lo que es, eterno e inmutable, de modo que en Él no debe haber nada de devenir. Pero el nacimiento de Dios el Hijo introduce el cambio dentro de la misma trinidad. Dios el Hijo "fue hecho" lo que antes no había sido. Según otros pasajes, el Hijo de Dios "fue hecho" Siervo (Fil 2:6,7), pobre (2 Cor 8:9), pecado (2 Cor 5:21) y maldición (Gál 3:13). Al nacer, el Hijo no sólo aceptó el cambio, sino lo que es más, acepto cambiarse a lo que parecía ser todo lo contrario de su propio ser y de sus derechos divinos.

 

   El "fue hecho" de Juan 1:14 se relaciona directamente con otro "hacerse" en el mismo pasaje. Según Juan 1:3 "todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho". Esa triple repetición del mismo verbo nos indica que el Verbo, como Dios que era (1:1), fue el Creador de todo el universo. Pero con el nuevo "hacerse" del versículo 14, el mismo Creador acepta hacerse parte de su propia creación, hacerse carne, hacerse feto y nacer como cualquier otro bebé.

 

   Jesucristo, Dios el Hijo, nos amó tanto que quiso tener cumpleaños, igual que nosotros. Quiso "hacerse" hasta pecado para hacernos a nosotros "justicia de Dios en él" (2 Cor 5:21). Eso es el misterio y la maravilla de la Navidad.  ¡A Él sea la gloria!

 

Permalink |  Trackback

*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema

 Entradas Anteriores Minimizar
Para ver entradas anteriores de los Blogs, seleccione el mes deseado en la sección de Blogs Archivados. Estos se encuentran al inicio de esta página, en la columna de la derecha...

 _ Buscar en los Blogs _ Minimizar

 __ Blogs Archivados __ Minimizar
Archivo
<enero de 2021>
lunmarmiéjueviesábdom
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
1234567
Mensual
diciembre de 2020
julio de 2020
mayo de 2020
septiembre de 2019
enero de 2019
octubre de 2018
septiembre de 2018
agosto de 2018
julio de 2018
junio de 2018
mayo de 2018
abril de 2018
marzo de 2018
febrero de 2018
enero de 2018
octubre de 2017
junio de 2017
abril de 2017
marzo de 2017
febrero de 2017
noviembre de 2016
octubre de 2016
septiembre de 2016
agosto de 2016
junio de 2016
mayo de 2016
marzo de 2016
enero de 2016
noviembre de 2015
octubre de 2015
septiembre de 2015
agosto de 2015
julio de 2015
mayo de 2015
abril de 2015
marzo de 2015
febrero de 2015
enero de 2015
diciembre de 2014
noviembre de 2014
octubre de 2014
julio de 2014
junio de 2014
mayo de 2014
marzo de 2014
febrero de 2014
enero de 2014
noviembre de 2013
octubre de 2013
septiembre de 2013
julio de 2013
junio de 2013
mayo de 2013
abril de 2013
enero de 2013
diciembre de 2012
noviembre de 2012
octubre de 2012
septiembre de 2012
agosto de 2012
julio de 2012
junio de 2012
mayo de 2012
abril de 2012
marzo de 2012
febrero de 2012
enero de 2012
diciembre de 2011
noviembre de 2011
octubre de 2011
septiembre de 2011
agosto de 2011
julio de 2011
junio de 2011
mayo de 2011
abril de 2011
marzo de 2011
febrero de 2011
enero de 2011
diciembre de 2010
noviembre de 2010
octubre de 2010
septiembre de 2010
agosto de 2010
julio de 2010
junio de 2010
mayo de 2010
abril de 2010
marzo de 2010
febrero de 2010
enero de 2010
diciembre de 2009
noviembre de 2009
octubre de 2009
septiembre de 2009
julio de 2009
junio de 2009
mayo de 2009
abril de 2009
marzo de 2009
febrero de 2009
enero de 2009
diciembre de 2008
noviembre de 2008
octubre de 2008
septiembre de 2008
agosto de 2008
julio de 2008
junio de 2008
mayo de 2008
abril de 2008
marzo de 2008
febrero de 2008
enero de 2008
diciembre de 2007
noviembre de 2007
septiembre de 2007
agosto de 2007
julio de 2007
mayo de 2007
marzo de 2007
febrero de 2007
enero de 2007

Introducción  |  Blogs  |  Fotos  |  Contacto

(C) 2007, 2021 Juan Stam, Costa Rica  - Código del Portal es (C) DotNetNuke Corporation