j u a n s t a m @ g m a i l . c o m           
  Buscar  
 sábado, 16 de enero de 2021 ..:: Blogs ::..    Iniciar   

*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema.

 Pat Robertson, Profeta Minimizar
Ubicación: BlogsBlogs de Juan Stam    
Publicado por: juanstam 03/02/2007

Pat Robertson, Profeta

 

   El famoso teleevangelista Pat Robertson tiene la costumbre, al inicio de cada año, de profetizar algún suceso dramático para el nuevo año.  Para el año 2006 profetizó un tsunami a las costas de los Estados Unidos, y para 2007 un nuevo ataque terrorista en territorio norteamericano en alguna fecha después de setiembre.

 

   Al presentar sus predicciones para 2007, el popular predicador tuvo que reconocer que el anunciado tsunami nunca ocurrió.  Señaló, sin embargo, que había llovido mucho en algunas zonas de los Estados Unidos, lo que podría considerarse un cumplimiento parcial de su inspirada profecía. En cuanto al profetizado tsunami que no fue, el reverendo comentó, "A veces me equivoco, pero tengo un buen promedio".

 

   "¡Un buen promedio!" Mejor consultemos a la Palabra de Dios y le preguntemos a Moisés que piensa del "buen promedio" de nuestro profeta:

 

El profeta que tuviera la presunción de hablar palabra en mi nombre, a quien yo no le haya mandado hablar, o que hablare en nombre de dioses ajenos, el tal profeta morirá... Si el profeta hablara en nombre de Jehová, y no se cumpliere lo que dijo, ni aconteciere, es palabra que Jehová no ha hablado; con presunción la habló el tal profeta (Deut 18:20-22).

 

   ¡Profeta que falla una sola vez, no sobrevive para seguir engañando al pueblo! Si se aplicara hoy esa sentencia bíblica, ¡Pat Robertson, con todo y "buen promedio", hubiera muerto ya varias veces! De hecho, no consta en el Antiguo Testamento que se hubiera aplicado esta "pena de muerte por falsa profecía" contra ningún profeta falso de la época. Pero, ¡qué curioso! La Biblia nos dice que Pat Robertson, quien con toda tranquilidad recomendó el asesinato del Presidente Hugo Chávez, es más bien el que merece morir.

 

   En lo de profecía, para nada vale "un buen promedio". Si la profecía es palabra de Dios mismo, es imposible que falle, ni una sola vez. De hecho, el vaticinar cosas futuras y el revelar secretos escondidos son fenómenos muy secundarios en los profetas bíblicos. Su oficio no fue eso. No todos ellos predijeron el futuro remoto (venida del Mesías, fin del mundo), pero todos ellos sí denunciaron el pecado, la corrupción y la injusticia. Es en eso que los verdaderos profetas, ayer y hoy, no fallan.

 

   Otro pasaje de Deuteronomio es quizá aun más sorprendente:

 

Cuando se levantare en medio de ti profeta, o soñador de sueños, y te anunciara señal o prodigios, y si se cumpliere la señal o prodigio que él te anunció, diciendo: Vamos en pos de dioses ajenos, que no conociste, y sirvámosles... Tal profeta o soñador de sueños ha de ser muerto, por cuanto aconsejó rebelión contra Jehová vuestro Dios que te sacó de tierra de Egipto y te rescató de la casa de servidumbre, y trató de apartarte del camino por el cual Jehová tu Dios te mandó que anduvieses; y así quitarás el mal que está en medio de ti (Deut 13:1-5).

 

   Este pasaje nos enseña que aun una predicción que se cumpla no debe servir de aval a ninguna doctrina, porque puede haberse realizado en servicio de dioses falsos, o sea, de la idolatría. Nuestro protestantismo latinoamericano siempre se ha jactado de rechazar la idolatría, sin darse cuenta que nosotris mismos estámos muchas veces metidos en idolatría hasta la coronilla. La idolatría implícita e inconsciente es por mucho la más sutil y la más peligrosa. Ahí encontramos la idolatría de la prosperidad (¡el Dios dollar!), la patria (el patriotismo dispuesto a apoyar cualquier guerra injusta), de los números y lo grande (la "exitolatría") y mucho más.

 

   La profecía es una cosa sumamente seria, que jamás debe emprenderse ligeramente.  No es muy difícil que un dizque profeta o profetisa proclame solemnemente, con su mirada en el cielo y su temblorosa voz una impactante mezcla de misterio y autoridad, "ésta es una palabra de profecía". Nada cuesta pronounciar tales declaraciones.  Pero las consecuencias son otros cien pesos. Quién se atreve a hablar palabra profética se expone a la muerte, en muchos sentidos.

 

   En la Biblia, la profecía siempre iba acompañada por la profecía falsa. El profeta enviado por Dios, con un mensaje autorizado para el pueblo, chocaba constantemente con el profeta que pretendía hablar de parte de Dios pero mentía y engañaba al pueblo. Mil veces mejor jamás pretender profetizar, que profetizar falsamente, sin órdenes de lo alto ni un verdadero mensaje divino para el pueblo del Señor.

 

   ¿Podría haber falsos profetas hoy? Pablo dice que cuando alguien tiene una revelación profética, "que los demás juzguen" (1 Corintios 14:29). Fue también de profecías que dijo, "examinadlo todo, retened lo bueno" (1 Tesalonicenses 5:21). En nuestro medio, hace muchísima falta ese discernimiento crítico en la comunidad de fe. A menudo pasa lo contrario. El "profeta" sólo tiene que anunciar que cualquier palabra suya es "una palabra profetica", auto-autorizada y auto-autenticada, y por sólo eso, todos dicen "Amén" y nadie juzga, como manda la Palabra de Dios.

 

   Recuerdo el caso de una boda en que el predicador interrumpió la ceremonia nupcial para compartir una revelación profética que había recibido de Dios: los novios que contraían matrimonio en esos momentos iban a ser una pareja ejemplar y servir al Señor en formas que nadie imaginaba. No pasaron muchos años para que ese matrimonio terminó en divorcio y la "profecía" (¡ojalá que todos la olvidaran!) quedó en rídiculo.

 

   Es tan grave el pecado de la falsa profecía, que el Antiguo Testamento dicta sentencia de muerte por cometerlo (Deuteronomio 13:5; 18:20). Como Dios no miente ni se equivoca, el profeta que falla una sola vez es profeta falso y debe morir. Hoy pensamos que si acierta la mitad de las veces, tiene un buen promedio y debe ser escuchado como vocero de Dios. ¡Si aplicáramos hoy el mandamiento bíblico, habría muy pocos profetas con vida y salud en nuesto medio!

 

   En tiempos bíblicos, los profetas enfrentaban también una segunda causa de muerte: la mayoría fueron asesinados por las autoridades que habían denunciado. Los que no fueron asesinados fueron encarcelados, torturados y perseguidos (Mateo 5:12). Por eso Jeremías fue encarcelado y tuvo que ir al exilio; por eso Herodes decapitó a Juan el Bautista. Y en gran parte, por eso crucificaron a Jesús después de ser protagonista de una manifestación de protesta popular (la entrada triunfal) y de cometer un acto de rebeldía pública dentro del mismo templo.  Las palabras y acciones auténticamente proféticas suelen poner en peligro la vida del profeta.

 

   Claro, nadie mataría a un profeta por anunciar el futuro feliz de algún matrimonio, o la futura prosperidad de los que siembran una semilla monetaria o el tamaño del futuro "parqueo" de una mega-iglesia, ni mucho menos por profetizar a favor de los poderosos, como hacen muchos profetas hoy. Pero a los verdaderos profetas, los mataban.  Por algo debe haber sido.

 

   Moisés fue profeta porque por él Dios reveló su voluntad al pueblo.  Elías, el gran sucesor de Moisés en la tradición yahvista y profética, denunció la corrupción del régimen de Acab y anunció el juicio que venía sobre la nación. Tuvo un violento encontronazo con los falsos profetas de Acab, quien le tildó de "perturbador de Israel" (1 Reyes 18:17). Del profeta Micaías dijo Acab, "yo lo aborrezco, porque nunca me profetiza bien, sino solamente mal" (1 Reyes 22:8). Después de escuchar la profecía de Micaías, Acab dijo, "Echad a éste a la cárcel, y mantenedlo con pan de angustia y agua de aflicción" (22:27). Hoy ningún "profeta" terminaría en la cárcel, o asesinado, por "profetizar" que a alguien le duelo una muela o que fulano va a hacerse rico.

 

   Los profetas verdaderos nunca se callaron ante la falsedad, la corrupción y la injusticia. No todos ellos predijeron la venida del Mesías ni el fin del mundo, pero todos ellos, sin excepeción, levantaron su voz con valentía contra la maldad.  ¿Lo hacen también nuestros profetas de hoy?

 

 

 

 

Permalink |  Trackback

Cometarios (7)  
Re: Pat Robertson, Profeta    Por nayla_vr@yahoo.com.mx el 15/02/2007
para mi leer esto es una gran consuelo porq yo opino lo mismo q usted mucho gusto de conocerlo Vida Abundanter Oeste

Re: Pat Robertson, Profeta    Por Mario Elias F.K. el 26/01/2009
Hno.Stam: Dios me le bendiga de especial forma!<br>Acabo de leer este estudio sobre Pat Robertson y me agrada mucho el que ud. piensa lo mismo que yo al respecto!!<br>Apoyo en un 100% su posicion y la avalo en su totalidad porque se cine al Canon biblico....<br>!Cuanto farsante existe hoy en dia solo para alimentar sus vientres y mercadear con el Evangelio...<br>Siempre he sentido resquemor por Pat Robertson.....desde que supe que aspiraba a cargos publicos incluyendo ni mas ni menos que la presidencia de los EEUU...<br>Y asi como él,tantos mas...<br>Adelante hno. Stam....creo que vamos por la misma frecuencia!!<br>Hoy la gente solo desea oir cosas bonitas y que le hablen de dinero y prosperidad...pero ya no quiere oir acerca del infierno,ni del castigo eterno para los que se pierden....y es porque los pastores en su mayoria tan solo mantienen entretenidos a los oyentes con tal que les dejen dinero...pero no velan por las almas de los perdidos.<br><br>Tambien lei sobre otros temas...y opino igual....<br>Que refrigerio al alma el saber que no estamos solos y que hay siervos que denuncian la maldad,la injusticia y la opresion hacia el pobre y desvalido.....por ej, el tlc...yo tampoco lo apruebo por las mismas razones que ud.valientmente apunta....Es asi!!<br><br>Un abrazo hnos Stam...<br>Que nuestro Senor les bendiga y provea en todo!!<br><br>Mario Elias y Ana Gladys!!<br><br>San Salvador,El Salvador.C.A.

Re: Pat Robertson, Profeta    Por andres colombia el 22/05/2010
hola mi comentario es porque una persona deberia pagar con su vida una falsa profecia sgun el antiguo testamento? y en cuanto a los falsos profetas mmmmmmm bueno los vemos en todo lugar ,a mi la verdad me parece una cosa manipuladora estas personas que utilizan las profecias para persuadir a otros.

Re: Pat Robertson, Profeta    Por juanstam el 22/05/2010
Saludos hermno Andrés. Tu pregunta es muy difícil. Ya que Israel no practicaba esa sentencia de muerte (con excepción de 1 Reyes 18:40), parece que la intención era subrayar la extrema gravedad de falsa profecía: mejor muerto que falso profeta. Ese tipo de hipérbole literaria era común para ellos. Abrazos, Juan

Re: Pat Robertson, Profeta    Por ELKIN USECHE el 24/06/2011
TOTALMENTE DE ACUERDO CON USTED MI HERMANO JUAN , ESPERO QUE NO NOS CALLEMOS Y HABLEMOS YA QUE SI NO LO HACEMOS, SOMOS COMPLICES DE ESTOS FALSOS PROFETAS . <br><br>DIOS NOS AYUDE A SER VALIENTES Y A QUE EL ESPIRITU SANTO NOS ILUMINE PARA QUE SEA SOLO LA PALABRA LA VERDADERA PROFECIA QUE NOS GUIE.

Re: Pat Robertson, Profeta    Por victor gamez el 26/07/2013
gracias ciervo por ensenar inspirado por el espiritu santo

Re: wPat Robertson, Profeta    Por yamilethumana83@gmail el 26/04/2020
Gracias a DIOS,me encontrado,con este tesoro de escritos Don Juan un refrigerio para mi vida espiritual en este 2020 la Iglesia llena de apostasia,falsos profetas y maestros ,apóstoles nombrados ellos mismos y Iglesia llenas de gente llena de ambiciones felices que le perjudiquen de prosperidad y milagros muy triste ,por favor siga escribiendo lo necesitamos.DIOS lo bendiga Don Juan.


*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema

 Entradas Anteriores Minimizar
Para ver entradas anteriores de los Blogs, seleccione el mes deseado en la sección de Blogs Archivados. Estos se encuentran al inicio de esta página, en la columna de la derecha...

 _ Buscar en los Blogs _ Minimizar

 __ Blogs Archivados __ Minimizar
Archivo
<enero de 2021>
lunmarmiéjueviesábdom
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
1234567
Mensual
diciembre de 2020
julio de 2020
mayo de 2020
septiembre de 2019
enero de 2019
octubre de 2018
septiembre de 2018
agosto de 2018
julio de 2018
junio de 2018
mayo de 2018
abril de 2018
marzo de 2018
febrero de 2018
enero de 2018
octubre de 2017
junio de 2017
abril de 2017
marzo de 2017
febrero de 2017
noviembre de 2016
octubre de 2016
septiembre de 2016
agosto de 2016
junio de 2016
mayo de 2016
marzo de 2016
enero de 2016
noviembre de 2015
octubre de 2015
septiembre de 2015
agosto de 2015
julio de 2015
mayo de 2015
abril de 2015
marzo de 2015
febrero de 2015
enero de 2015
diciembre de 2014
noviembre de 2014
octubre de 2014
julio de 2014
junio de 2014
mayo de 2014
marzo de 2014
febrero de 2014
enero de 2014
noviembre de 2013
octubre de 2013
septiembre de 2013
julio de 2013
junio de 2013
mayo de 2013
abril de 2013
enero de 2013
diciembre de 2012
noviembre de 2012
octubre de 2012
septiembre de 2012
agosto de 2012
julio de 2012
junio de 2012
mayo de 2012
abril de 2012
marzo de 2012
febrero de 2012
enero de 2012
diciembre de 2011
noviembre de 2011
octubre de 2011
septiembre de 2011
agosto de 2011
julio de 2011
junio de 2011
mayo de 2011
abril de 2011
marzo de 2011
febrero de 2011
enero de 2011
diciembre de 2010
noviembre de 2010
octubre de 2010
septiembre de 2010
agosto de 2010
julio de 2010
junio de 2010
mayo de 2010
abril de 2010
marzo de 2010
febrero de 2010
enero de 2010
diciembre de 2009
noviembre de 2009
octubre de 2009
septiembre de 2009
julio de 2009
junio de 2009
mayo de 2009
abril de 2009
marzo de 2009
febrero de 2009
enero de 2009
diciembre de 2008
noviembre de 2008
octubre de 2008
septiembre de 2008
agosto de 2008
julio de 2008
junio de 2008
mayo de 2008
abril de 2008
marzo de 2008
febrero de 2008
enero de 2008
diciembre de 2007
noviembre de 2007
septiembre de 2007
agosto de 2007
julio de 2007
mayo de 2007
marzo de 2007
febrero de 2007
enero de 2007

Introducción  |  Blogs  |  Fotos  |  Contacto

(C) 2007, 2021 Juan Stam, Costa Rica  - Código del Portal es (C) DotNetNuke Corporation