j u a n s t a m @ g m a i l . c o m           
  Buscar  
 domingo, 17 de enero de 2021 ..:: Blogs ::..    Iniciar   

*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema.

 La teología del banano Minimizar
Ubicación: BlogsBlogs de Juan Stam    
Publicado por: juanstam 08/01/2007

 

La teología del banano

 

     Hace treinta años mi esposa Doris y yo vivimos en una finquita en Mata de Plátano de El Carmen (Guadalupe, Costa Rica). Parte de la finca, cerca de la casa, tiene facilidades para retiros de las iglesias.  La otra parte, mucho más grande, es cafetal y plantación de bananos.  Esa parte me toca a mí, y cuando pongo mis botas para salir a cosechar el grano rojo o andar revisando los bananos, siento una felicidad muy grande.  Además, los bananos me han enseñado unas valiosas lecciones espirituales, que quisiera compartir en esta conversación.

 

     Lo primero que me impresiona del vastago de banano es que da toda su vida para producir un sólo racimo de fruto.  ¡Toda una vida, para un solo racimo!  Una mata de banano concentra su ser entero en una sola causa: producir su racimo. Después de cosechar el fruto maduro (ojalá antes de que las ardillas lleguen a comérselo), no queda más que cortar el vástago y dejarlo para enriquecer el suelo.

 

     ¿No les parece eso una lección para nosotros?  Tenemos una sola vida, sin oportunidad de repetir.  Lo que vamos a hacer para el Señor, tenemos que hacerlo ahora, en esta vida mientras dure, porque después será demasiado tarde.  Por eso debemos enfocar toda nuestra vida hacia una meta bien definida: cumplir la voluntad de Dios y producir buen fruto para su reino.

 

     Los bananos nos enseñan también otra lección: ellos siempre se reproducen.  Cuando tengo que cortar el vástago que ya dio su fruta, me doy cuenta que su tronco está rodeado de "hijas".  No muere sin dejar atrás una nueva generación.  Son estas "hijas" que van a continuar la labor de su "mamá" y mantendrá a la finca surtida de sabrosos bananos.  De igual manera, nosotros como cristianos estamos llamados a reproducirnos, a sembrar en otras personas la vida que Cristo nos ha dado.  El proyecto cristiano no es solitario sino comunitario; cada cristiano o cristiana debe ser como aquella mata rodeada de sus tiernas "hijas".  Cristo nos ha llamado para que llevemos mucho fruto. Y a la hora de salir de este mundo, dejaremos la obra del Señor en manos bien preparadas para llevar adelante la causa del evangelio.

 

     Otra cosa linda del banano, es que da su fruto en todo tiempo.  No tiene "temporada", como, por ejemplo, el café o los nísperos.  Para el banano, todo tiempo es tiempo de producción y servicio.  ¿Tenemos nosotros como cristianos la misma constancia?  Me parece que hay "cristianos de temporada", que a veces son y a veces no son. ¡Que aprendamos del banano!

 

   El banano posee también otra gran virtud: a diferencia del mango o la naranja, el banano es muy fácil de pelar, muy fácil de comer y muy fácil de digerir, pero a la vez es muy nutritivo. Nos alimenta y ayuda mucho para la salud.  Nuestro mensaje también debe ser accesible al receptor, "fácil de pelar", pero su contenido debe ser substancioso (con contenidos bíblicos) y alimenticio para la vida espiritual.

 

     He observado otra cosas con los bananos: el vástago más grande y grueso no siempre da el racimo más abundante ni los bananos más sabrosos.  A veces he visto algún vástago flaco y pequeño doblado por el peso de un enorme racimo, como también uno que casi toca el cielo pero su racimo más bien da tristeza.  Lo que importa no es el tamaño del vástago sino la calidad del banano.  El mundo moderno tiene una obsesión con el tamaño, una idolatría de lo grande y un culto al éxito visible.  En Apocalipsis 2-3, todas las iglesias que llamaríamos "exitosas" (Éfeso, Pérgamo, Tiatira, Sardis, Laodicea), para Cristo dejaban mucho que desear, y la más "exitosa" hasta le daba asco.  Y las dos iglesias que Cristo aprueba con gozo, nosotros llamaríamos fracasados (la pobre Esmirna, la Filadelfia con poco poder).  Podríamos decir que nosotros miramos al vástago pero Dios mira al racimo de fruto.

 

     Una observación final: he notado que muchos vástagos de banano "mueren desde arriba". Me ha pasado muchas veces ver una planta, aparentemente en buen proceso de maduración, pero entonces cuando miro a sus hojas de más arriba, veo que están totalmente secas y muertas.  La muerte comenzó arriba.  Este es un peligro también para cristianos hoy, especialmente líderes, cuando "la muerte comienza arriba", en la vida pensante.  San Pablo nos exhorta a superar esa "muerte cerebral" transformándonos diariamente "por medio de la renovación de nuestro entendimiento" (Rom 12:2).  En esa vida de continua renovación en el Espíritu, el estudio siempre fresco y creativo de la Palabra de Dios debe ser la fuerza renovadora de nuestra vida espiritual y nuestro ministerio.

 

 

 

 

 

 

Permalink |  Trackback

Cometarios (12)  
Re: La teología del banano    Por josemaba el 01/10/2009
¡Muy bueno! También los anteriores acerca del Imperialismo y la Idolatría. Este blog hace mucho bien y me he propuesto leer cada día alguno de sus artículos comenzando por los primeros. Recomiendo desde luego este sitio, y de este pequeño artículo sobre el banano me quedo tal vez con la última frase que me ha caído como lluvia en tiempo de sequía, como si me leyera el pensamiento: "En esa vida de continua renovación en el Espíritu, el estudio siempre fresco y creativo de la Palabra de Dios debe ser la fuerza renovadora de nuestra vida espiritual y nuestro ministerio." (Stam) Amén, que así sea.

Re: La teología del banano    Por francisco el 11/01/2011
Estimado hermano ,gracias por sus comentarios tan edificantes y que nos infunden animo a los pastores que trabajamos a brazo partido en la obra del Señor. Sus palabras siempre nos mueven a ir adelante sabiendo que el Señor mira nuestros esfuerzos.<br>Pastor Francisco Hidalgo.

Re: La teología del banano    Por Jairo Duque el 18/10/2011
!que calidad¡... verdaderamente Dios le a dado una manera de ver las cosas muy linda. Dios le bendiga y muchas pero muchas gracias por su sencilles al explicar las cosas de Dios.

Re: La teología del banano    Por Alejandro Sibaja Aparicio el 20/02/2012
Muchas gracias hermano Stam.... muy bello su mensaje....<br>

Re: La teología del banano    Por Laura Rosa el 25/02/2012
Facilmente podria colocar su voz junto a David cuando exclamo que los cielos cuentan la gloria de Dios, y el firmamento anuncia la obra de sus manos. No hay duda de que un corazon sensible a la voz de Dios, puede ver Sus huellas y mensaje en cada detalle de la creacion. Gracias por ser un vocero fiel.<br><br>el mundo entero le habla a voz de cuello, de su grandeza

Re: La teología del banano    Por Pr. Mario Silva el 28/08/2013
buenisimo, pido permiso para compartir las enseñansas en nuestra congregacion y siervos-lideres.<br>mi correo electronico es: pastormsilva@hotmail.com<br>desde cordoba argentina un abrazo El señor les bendiga<br>

Re: La teología del banano    Por Roger H. Pinedo Panduro Perú - Iquitos el 28/08/2013
VALE, ES UNA GRAN TEOLOGIA; FACIL DE ENTENDER Y MARAVILLOSAMENTE CONSTRUCTIVA, APRECIO SU FACILIDAD PARA PERCIBIR; ... VERDAD QUE NUESTRO SOBERANO DIOS A CADA BENDICION, LE DIO SU PROPIA ENVOLTURA, IMAGINESE LA ENVOLTURA DE LA CASTAÑA, O DEL BANANO O DEL MAIZ, O DEL CACAO.. ¡COMO NO DARLE GLORIA !

Re: La teología del banano    Por Samuel Reátegui el 20/11/2013
Don Juan.<br><br>Un abrazo.<br><br>La misma experiencia, en los patios de nuestro templo en Lince Lima.<br><br>Pura Vida !!!.<br><br>Samuel Reátegui.<br>samuelreategui@gmail.com<br>

Re: La teología del banano    Por nancy corpus el 06/08/2014
Qu e explicacion tan bonita y tan productiva, recibi una personas que nunca anates habia visto en mi oficina, la señora es Cristiana y vino de otra ciudad diciendo que habia recibido una revelacion de Dios que sembrara bananos, ella al no estar segura le pidio confirmacion, y el Señor se la dio, sin embargo yo quede intrigada por saber que significaba el sembrar banano, pues senti en mi espiritu que si era algo de parte de Dios. Y decido buscar en google y guidada por el Espiritu Santo encontre esta grandiosa y productiva explicacion. Doy gracias a Dios por esta enseñanza y no me cabe la menor duda de que esa revelacion era de parte de Dios. Dios le siga bendiciendo.

Re: La teología del banano    Por Cesar Martinez el 27/12/2018
Muy Lindo comentario realmente nuestra Vida es similar a la de in a mata de banana nacer para multiplicarnos vivir in a Vida para dat frutos y dejar hijos y me nuestra Vida sea nutriente atraves de la palabra por nuestro testimonio

Re: La teología del banano    Por Elizabeth el 27/12/2018
gracias a Dios , me reconforta mi vida y poder compartir con mis hermanos y decirles que hacemos primero por nuestro hogar y seguido que hacemos por los demás, Cristo nos tomara a juicio , la clase de cristianos que somos y como actuamos Gracias por esta enseñanza<br>Dios bendiga su familia.

Re: La teología del banano    Por Arturo Molina el 27/12/2018
Como siempre don Juan Stam con su verdadero compromiso con Dios y su prójimo y siempre con la sencillez de un "teólogo del camino". Muchas, gracias


*** Para evitar abusos, todo comentario será revisado antes de su publicación ***Nota: Los comentarios han sido temporalmente desactivados para mantenimiento del sistema

 Entradas Anteriores Minimizar
Para ver entradas anteriores de los Blogs, seleccione el mes deseado en la sección de Blogs Archivados. Estos se encuentran al inicio de esta página, en la columna de la derecha...

 _ Buscar en los Blogs _ Minimizar

 __ Blogs Archivados __ Minimizar
Archivo
<enero de 2021>
lunmarmiéjueviesábdom
28293031123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
1234567
Mensual
diciembre de 2020
julio de 2020
mayo de 2020
septiembre de 2019
enero de 2019
octubre de 2018
septiembre de 2018
agosto de 2018
julio de 2018
junio de 2018
mayo de 2018
abril de 2018
marzo de 2018
febrero de 2018
enero de 2018
octubre de 2017
junio de 2017
abril de 2017
marzo de 2017
febrero de 2017
noviembre de 2016
octubre de 2016
septiembre de 2016
agosto de 2016
junio de 2016
mayo de 2016
marzo de 2016
enero de 2016
noviembre de 2015
octubre de 2015
septiembre de 2015
agosto de 2015
julio de 2015
mayo de 2015
abril de 2015
marzo de 2015
febrero de 2015
enero de 2015
diciembre de 2014
noviembre de 2014
octubre de 2014
julio de 2014
junio de 2014
mayo de 2014
marzo de 2014
febrero de 2014
enero de 2014
noviembre de 2013
octubre de 2013
septiembre de 2013
julio de 2013
junio de 2013
mayo de 2013
abril de 2013
enero de 2013
diciembre de 2012
noviembre de 2012
octubre de 2012
septiembre de 2012
agosto de 2012
julio de 2012
junio de 2012
mayo de 2012
abril de 2012
marzo de 2012
febrero de 2012
enero de 2012
diciembre de 2011
noviembre de 2011
octubre de 2011
septiembre de 2011
agosto de 2011
julio de 2011
junio de 2011
mayo de 2011
abril de 2011
marzo de 2011
febrero de 2011
enero de 2011
diciembre de 2010
noviembre de 2010
octubre de 2010
septiembre de 2010
agosto de 2010
julio de 2010
junio de 2010
mayo de 2010
abril de 2010
marzo de 2010
febrero de 2010
enero de 2010
diciembre de 2009
noviembre de 2009
octubre de 2009
septiembre de 2009
julio de 2009
junio de 2009
mayo de 2009
abril de 2009
marzo de 2009
febrero de 2009
enero de 2009
diciembre de 2008
noviembre de 2008
octubre de 2008
septiembre de 2008
agosto de 2008
julio de 2008
junio de 2008
mayo de 2008
abril de 2008
marzo de 2008
febrero de 2008
enero de 2008
diciembre de 2007
noviembre de 2007
septiembre de 2007
agosto de 2007
julio de 2007
mayo de 2007
marzo de 2007
febrero de 2007
enero de 2007

Introducción  |  Blogs  |  Fotos  |  Contacto

(C) 2007, 2021 Juan Stam, Costa Rica  - Código del Portal es (C) DotNetNuke Corporation